Gas Natural vs. Gas LP




    Continuamente hay cuestionamientos acerca de las ventajas y desventajas del gas natural (GN) y el gas licuado de petróleo (GLP), que incluyen costos, detección de fugas, eficiencia energética, niveles de emisiones a la atmósfera, etc.

    Una de las principales diferencias entre ambos, son la forma en que son transportados, su eficiencia energética y costo.

    De acuerdo con la Comisión Reguladora de Energía (CRE), ambos pueden usarse de forma similar si hablamos de un uso residencial, por ejemplo para cocinar o calentar agua; sin embargo, el gas natural emite menos contaminantes.

    Con respecto a precios la diferencia puede ser relativa, ya que el GLP tiene subsidio, mientras que el GN se rige por los precios internacionales, sin embargo, de acuerdo con la CRE, en mediano plazo el GN puede ser más económico debido a que se distribuye por tubería, mientras el GLP, en cilindros o abastecimiento de tanques.

    El GN es una mezcla de hidrocarburos livianos, siendo el principal componente el metano (84%), mientras que el GLP es una mezcla de propano y butano.

    El GN es muy utilizado en la industria, sustituyendo a otros combustibles fósiles debido a las ventajas que ofrece. El GN desde el punto de vista ambiental ofrece ventajas como la emisión muy baja de subproductos de la combustión tales como, óxidos de nitrógeno y dióxido de azufre. Entre las ventajas operacionales están, que es disponible de forma continua, no requiriendo tanques de almacenamiento y con ello disminuyendo riesgos y costos, la regulación es sencilla y de alta precisión, al ser menos denso que el aire en caso de fugas se disipa fácilmente, tiene una alta eficiencia térmica con numerosas aplicaciones tanto en la industria como para la generación de energía eléctrica.

    El GN es el combustible más económico para la generación de electricidad y el que produce menor impacto ambiental. La generación de energía eléctrica puede realizarse a través de turbogeneradores o turbinas o cogeneración en la que además de la producción de energía eléctrica se aprovecha la energía calorífica de los gases calientes de combustión, para el calentamiento de otros procesos en instalaciones industriales.

    El GLP, por otro lado, hoy en día es más utilizado en el mercado residencial y comercial, con uso principal para calefacción y cocción de alimentos. En 2009, la demanda global se ubicó en 7.6 millones de barriles diarios.

    La decisión final del tipo de combustible a utilizar, deberá estar basado en el propósito de su uso, la disponibilidad y los costos, por lo que dependerá en cada uno de los casos.

     






Otros artículos que pueden interesarte:


- Calentadores solares de agua

- Tubería para transportar productos químicos.

- Tubería de acero al carbón y Acero inoxidable

- Maniobras y Montaje

- Recubrimiento aislante de tuberías

- Tipos de soldadura

- Instalaciones mecánicas

- Instalaciones Hidrosanitarias