Geomembranas




    Dentro de la industria, suelen existir proceso u operaciones que necesiten que se impida el flujo de fluidos de una zona a otra, ya sea para evitar derrames o fugas o para impedir la contaminación de un fluido en otra parte del proceso.

    El uso de geomembranas brinda una buena opción, para lograr el efecto de impermeabilidad e impedir el paso de líquido de un lugar a otro. Las geomembranas son tejidos poliméricos impermeables, que por lo general se fabrican en hojas flexibles y continuas. Una geomembrana está hecha con polietileno de baja densidad, de uso pesado o industrial (LDPE).

    Una variación de las geomembranas incluye, las ultras flexibles de polietileno de baja densidad lineal (LLDPE), las cuales son fabricadas con resina de polietileno virgen, específicamente diseñada para la fabricación de geomembranas flexibles. Sus características incluyen características superiores tanto en elongaciín uniaxial como multiaxial, haci&iecutendola adecuada para aplicaciones donde se esperan asentamientos diferenciales.

    Las geomembranas se encuentran en una serie de presentaciones y con propiedades físicas, mecánicas y de resistencia química, diseñadas para satisfacer las necesidades de una amplia gama de funciones. Entre las principales ventajas que ofrecen es que muestran una buena resistencia a condiciones ambientales extremas y tienen un tiempo de vida muy largo. Diferentes combinaciones de cualidades físicas, mecánicas y química ha generado el desarrollo de varios materiales geosintéticos para cubrir un amplio espectro de usos y aplicaciones.

    Las principales aplicaciones de las geomembranas incluyen, rellenos sanitarios para evitar el paso de lixiviados a corrientes subterráneas, canales de riesgo como recubrimiento de las paredes para evitar pérdidas de agua, lagunas de evaporación, sedimentos industriales o colectoras, protección de estructuras de concreto, plantas de tratamiento de aguas residuales, minería para evitar la filtración de líquido y con ello derrumbes interiores, entre muchas otras.

    Las tinas de hidrocarburos son necesarias para algunos procesos de la industria petrolera en la que se generan diversos tipos de fluidos que por su potencial contaminante deben ser almacenados y tratados antes de desecharse. Éstas, junto con los bordes o diques de contención de seguridad y los tanques de almacenamiento de resíduos peligrosos son cubiertas con una geomembrana y se convierten en una solución para la contención primaria o secundaria, en caso de fugas.

    Para la elección de la geomembrana adecuada es necesario basarse en la aplicación y las condiciones de uso a las que estará sometida, el tipo de superficie en que se va a colocar, el tipo de fluido o contenido que va a cubrir y la geometría civil del proyecto, porque de ello depende las cualidades de la geomembrana como durabilidad, flexibilidad, comportamiento químico y desempeño mecánico.

     






Otros artículos que pueden interesarte:


- Protección a pisos industriales

- Construcción de naves industriales

- Cancelería de aluminio

- Remodelación de instalaciones

- Obra arquitectónica

- Concretos sustentables