Iluminación Led




    La iluminación arquitectónica e industrial desempeña un papel clave en la forma en que la gente percibe su entorno vital. El desarrollo de proyectos de iluminación basados en la optimización de las formas de luz actualmente va encaminada hacia la tecnología de LED (Light Emitting Diode) por sus ventajas en consumo y versatilidad en diseño.

    Las lámparas de LED son pequeños diodos que hasta hace poco sólo se utilizaban para señalización, ya que su potencia e intensidad eran muy bajas. Ahora la investigación y desarrollo de este producto ha hecho que se fabriquen LEDs con una intensidad mayor a 100 lúmenes.

    Una de las ventajas más importantes de la tecnología LED, es el impacto al medio ambiente. La sostenibilidad de ésta tecnología proviene del bajo consumo energético comprado con las luminarias de vapor de mercurio o de vapor de sodio a alta presión, ahorrando hasta un 80% de energía.

    La tecnología LED supone un gran campo de aplicación, entre ellos el industrial donde los requerimientos de iluminación deben ser óptimos cuando se trata de edificios de grandes alturas.

    Para el alumbrado industrial se recomienda trabajar con luminarias que ofrezcan una temperatura de color neutra (4000 K) o una temperatura de color fría (5000 K), con lo que se permitirá un buen equilibrio entre el índice de reproducción cromática (IRC) y la cantidad de lúmenes.

    La luz blanca de LED tiene un alto IRC con lo que permite observar mejor los pequeños detalles además que a mayor temperatura de color se obtiene un haz de luz de mayor número de lúmenes.

    Un elemento clave de la iluminación en naves industriales es la altura de las mismas y la amplitud cónica del reflector. Por ejemplo, campanas industriales con un reflector de 60° permiten áreas de trabajo con una buena calidad de iluminación, mientras que con reflector de 120° para mantener la media de iluminación se torna más complicado, sin embargo los diámetros de cobertura son más amplios. Soluciones a los inconvenientes sería reducir la altura de las campanas y utilizar un reflector de 120° para cubrir una mayor área o aumentar la altura del punto de luz con lo que la cobertura lumínica sería mayor pero aumentando potencia de las luminarias o aplicando el método en áreas donde se requiera menor iluminación.

    Otra de las ventajas de la iluminación LED es la direccionalidad del haz de luz aprovechando un alto porcentaje del flujo total. Para el ámbito industrial las campanas industriales son las luminarias más utilizadas por la gran capacidad de iluminación que ofrecen y por su adaptabilidad según las necesidades.

    La tecnología LED con su óptimo balance energético y sus múltiples aplicaciones permite un considerable decremento de los costos de uso e instalación. Cuentan con la versatilidad de que se pueden aprovechar columnas de todas las farolas únicamente con sustitución de antiguas luminarias, y su vida útil se estima en 50,000 horas.

    Una variante de la tecnología LED es la MicroLED, que es una evolución de la tecnología LED capaz de concentrar los diodos LED en una pastilla que es un foco emisor de luz. Siendo de gran uso en las luminarias viales y con perspectivas a un mayor número de aplicaciones.


    Iluminación Arquitectónica - BALPER Instalaciones Iluminación Arquitectónica - BALPER Instalaciones



Otros artículos que pueden interesarte:


- Aprovechamiento de la iluminación natural

- Ahorro de energía eléctrica en la industria

- Sistema de Tierras

- Banco Automático de Capacitores

- Perturbaciones en la Red Eléctrica

- Plantas de Emergencia

- Paneles solares

- La evolución de la iluminación

- Utilidad de los sistemas de pararrayos