Mantenimiento Industrial




    El área del Mantenimiento Industrial es de primordial importancia en el ámbito de la ejecución de las operaciones en la industria.

    De un buen Mantenimiento depende no sólo un funcionamiento eficiente de las instalaciones, sino que además, es preciso llevarlo a cabo con rigor para conseguir otros objetivos como son el control del ciclo de vida de las instalaciones.

    Las estrategias convencionales de reparar cuando se produzca la falla ya no funcionan, fueron válidas en el pasado, pero ahora estamos conscientes de que esperar a que se produzca la avería para intervenir, es incurrir en unos costos excesivamente elevados (pérdidas de producción, deficiencias en la calidad, etc.) y por ello las empresas industriales se plantearon llevar a cabo procesos de prevención de estas averías mediante un adecuado programa de mantenimiento.


    La evolución del mantenimiento se estructura en las cuatro siguientes generaciones:


    Se empiezan a realizar tareas de mantenimiento para prevenir averías. Trabajos cíclicos y repetitivos con una frecuencia determinada.


    Se implanta el mantenimiento a condición. Es decir, se realizan monitorizaciones de parámetros en función de los cuales se efectuarán los trabajos propios de sustitución o reacondicionamiento de los elementos.


    Se implantan sistemas de mejora continua de los planes de mantenimiento preventivo y, de la organización y ejecución del mantenimiento. Se establecen los grupos de mejora y seguimiento de las acciones.


    El objetivo fundamental del Mantenimiento en las Plantas Industriales va encaminado a aumentar la disponibilidad de las instalaciones reduciendo el número de averías y su duración.


    El mantenimiento de equipos, infraestructuras, herramientas, maquinaria, etc. representa una inversión que a mediano y largo plazo acarreará ganancias no sólo para el empresario a quien esta inversión se le revertirá en mejoras en su producción, sino también el ahorro que representa tener un trabajadores sanos e índices de accidentalidad bajos.


    El mantenimiento representa un arma importante en seguridad laboral, ya que un gran porcentaje de accidentes son causados por desperfectos en los equipos que pueden ser prevenidos. También el mantener las áreas y ambientes de trabajo con adecuado orden, limpieza, iluminación, etc. es parte del mantenimiento preventivo de los sitios de trabajo.


    El mantenimiento no solo debe ser realizado por el departamento encargado de esto. El trabajador debe ser concientizado en mantener en buenas condiciones los equipos, herramienta, maquinarias, esto permitirá mayor responsabilidad del trabajador y prevención de accidentes.


    Los principales objetivos del mantenimiento, manejados con criterio económico y encausados a un ahorro en los costos generales de producción son:


    • Llevar a cabo una inspección sistemática de todas las instalaciones con intervalos de control para detectar oportunamente cualquier desgaste o rotura manteniendo los registros adecuados.
    • Mantener permanentemente los equipos e instalaciones en su mejor estado para evitar los tiempos de parada que aumenten costos.
    • Efectuar las reparaciones de emergencia lo más pronto empleando métodos más fáciles de reparación.
    • Sugerir y proyectar mejoras en las instalaciones para disminuir daños.
    • Controlar el costo directo del mantenimiento mediante el uso correcto y eficiencia del tiempo, materiales, hombres y servicio.





Otro artículo que puede interesarte:


- Outsourcing de mantenimiento