Uso industrial de los paneles solares




    Tan sólo la iluminación puede suponer más del 20% de la electricidad utilizada en una industria, por lo que se ha convertido en un punto clave de discusión en cuanto a cómo utilizar fuentes alternativas que permitan disminuir los costos de consumo. Una opción viable para reducir los costos asociados al consumo de energía eléctrica en la actualidad, es el uso de la energía solar.

    Una primera evaluación de los sectores industriales de mayor interés en su uso, consideran prioritario aquellas industrias que posean un consumo energético térmico constante a lo largo del año, en particular con demanda en los meses de verano y temperatura de uso de fluidos inferior a los 100 ºC. La viabilidad de un proyecto solar,  considera el costo del combustible actual, la disponibilidad de espacio para realizar la instalación de paneles y las políticas de la empresa y del país en cuanto a la reducción de emisiones, como el CO2, entre otras.

    Una celda solar es un instrumento que tiene la capacidad de producir electricidad a partir de la recepción de luz proveniente del sol. Al unir un conjunto de celdas solares se da forma a un panel solar.

    El funcionamiento de los paneles solares se basa en el efecto fotovoltaico, que se produce cuando, sobre materiales semiconductores, incide la radiación solar produciendo electricidad. En el momento en que el panel queda expuesto a la radiación solar, la luz transmite su energía a los electrones de los materiales semiconductores que, entonces, pueden romper la barrera de potencial de la unión P-N, y salir así del semiconductor a través de un circuito exterior.

    La cantidad de energía que genere una celda o un panel solar dependerá directamente de la cantidad de luz que reciba, así el clima o la hora del día influyen directamente en la energía generada. México, cuenta con uno de los índices de insolación más altos del mundo, lo cual hace atractivo la obtención de energía a través de este medio.

    El aprovechamiento de la luz solar para generar electricidad a través de paneles solares ofrece diferentes beneficios. Algunos que vale la pena mencionar son, que la fuente de la energía es limpia, sustituye los combustibles fósiles, con lo que se reduce las emisiones al medio ambiente, se pueden utilizar tanto para uso doméstico como industrial y reduce drásticamente los gastos económicos de suministro eléctrico.

    Usos principales dentro de instalaciones industriales incluye: producción de agua caliente, fuente de energía eléctrica para sistemas de refrigeración, aire acondicionado e iluminación.

    La energía solar ya es una realidad en México, al existir diversas opciones para instalar un sistema fotovoltaico que trabaje de manera alterna al sistema de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y que permita beneficios al medio ambiente y ahorro de costos de energía; por lo que cada vez es más frecuente encontrar su uso en los diversos sectores industriales.






Otros artículos que pueden interesarte:


- Aprovechamiento de la iluminación natural

- Sistema de Tierras

- Banco Automático de Capacitores

- Perturbaciones en la Red Eléctrica

- Iluminación Led

- Plantas de Emergencia

- Ahorro de energía eléctrica en la industria

- La evolución de la iluminación

- Utilidad de los sistemas de pararrayos