Protección a pisos industriales




    La protección de pisos industriales es importante debido a que en muchas ocasiones se encuentran constantemente expuestos a productos químicos y equipos de transporte de materiales como pallets o montacargas. La falta de mantenimiento o protección en pisos expuestos a químicos, puede ocasionar a largo plazo contaminación del subsuelo e impactos económicos debido a una posible remediación.

      Otras consecuencias por falta de protección adecuada a pisos son
    , deterioro físico de superficies de concreto provocado por ruedas, impactos, cargas, etc. También, la seguridad de los trabajadores podría quedar comprometida por tener superficies disparejas y resbalosas al momento de manejar vehículos, caminar o permanecer en sus ´reas de trabajo.

    Resulta importante realizar una adecuada selección de un recubrimiento que le permita una adecuada protección al piso, que dependerá en gran medida del uso al que será destinado, por ejemplo a tráfico intenso, abrasión, golpes, productos químicos, entre otros.

    Compañías que requieren altos controles sanitarios requieren pisos de fácil mantenimiento y limpieza, resistentes al desarrollo de hongos y bacterias, con un terminado brillante y atractivo, así como antiderrapantes; los talleres necesitan pisos resistentes a aceite, químicos e impacto, mientras que las empresas electrónicas por ejemplo requieren pisos antiestáticos, de fácil limpieza y de terminado atractivo.

    La solución a la protección de los pisos está en el uso de un recubrimiento epóxico y/o de poliuretano. El denominado piso epóxico, está formado por una resina epoxi que confiere resistencia a condiciones de temperatura extremas, impactos, abrasión, productos químicos y protección contra grasas y aceites.

    Los requerimientos de preparación de superficie según el tipo de sustrato será, para concreto nuevo, el contenido de humedad y la ausencia de polvo, mientras que para concretos existentes deberá removerse el material suelto, los agrietamientos tendrán que cincelarse y resanarse con materiales adecuados, toda clase de contaminacián por químicos o aceites deberá ser removida.

    Para pisos con recubrimiento existente el primer paso es conocer la adherencia del recubrimiento existente, si se desprende deberá removerse todo el recubrimiento existente. Después de evaluar la adherencia del recubrimiento existente se deberá proceder a una limpieza profunda con desengrasante y agua a presión y desbastar la superficie con el propósito de remover algunas milésimas del espesor original para lograr completa remoción de contaminantes y la uniformidad de la superficie, haciendo limpieza de todo el polvo residual.

    Además de un buen recubrimiento deberá siempre tenerse en cuenta el incluir dentro de las rutinas de mantenimiento, la verificación del estado del recubrimiento y realizar las tareas pertinentes para mantenerlo en óptimas condiciones y cumpla la función para lo cual ha sido destinado.





Otros artículos que pueden interesarte:


- Geomembranas

- Remodelación de instalaciones

- Obra Arquitectónica

- Concretos sustentables

- Cancelería de aluminio

- Construcción de naves industriales