Tipos de soldadura




    El uso de la soldadura en la fabricación de productos industriales ha sido tan extenso y versátil, que se ha convertido parte de las actividades rutinarias y que incluso genera el desarrollo de nuevo tipo de industrias.


    La soldadura es un proceso en el que se unen dos metales por acción del calor, con o sin la aplicación material metálico. El resultado de la unión, genera una nueva pieza con buenas características de resistencia y con usos muy extensos.

    Las características obtenidas producto de la soldadura resultan determinantes para la utilidad del material soldado. El metal de aportaciín y las consecuencias derivadas del suministro de calor pueden afectar las propiedades de la pieza soldada, por lo que deben evitarse porosidades y grietas añadiendo elementos de aleaci ón al metal de aportación, y sujetando las piezas con el objetivo de evitar deformaciones.

    Los tipos de soldadura que existen actualmente, son muy variados y responden a las necesidades tanto del material y economía como de uso, entre otros factores. Los procesos de soldadura más comunes son: arco eléctrico, por gas, por presión, por resistencia, por rayo de energía, etc.

    La soldadura por arco es una de las técnicas más desarrolladas, y existen muchos procesos que se basan en este principio. El procedimiento se basa en provocar la fusión de los bordes que se desea soldar mediante el calor intenso desarrollado por un arco eléctrico. Los bordes en fusión de las piezas y el material fundido que se separa del electrodo se mezclan íntimamente, formando, al enfriarse, una pieza única.

    La soldadura por gas, se trata de una técnica bastante simple, barata y popular, aunque su utilizacilón en procesos industriales ha disminuido últimamente. La más conocida es aquella que utiliza la combustión de acetileno en oxígeno, llamada autógena, que permite alcanzar una llama que supera los 31,000 ° C.Sus ventajas principales son su bajo costo y la capacidad de movilidad sus equipos. La desventaja, es el tiempo que tardan los materiales al enfriarse.

    La soldadura por presión implica la aplicación de calor sin obtener una fusión total, haciendo que posteriormente por aplicación de presión se pueda conseguir la unión.

    La soldadura por resistencia, consiste en la aplicación de una corriente eléctrica directamente a las piezas que deben ser soldadas, lo que permite fundirlas y unirlas. Requiere de equipos costosos y sus aplicaciones son limitadas. Las técnicas más utilizadas son las llamadas soldadura por puntos y soldadura de costura, que permiten unir varias piezas de metal fino, ya sea en pequeñas uniones o en soldaduras largas y continuas.

    La soldadura por rayo de energía, utiliza un rayo láser concentrado o un haz de electrones disparado en el vacío para lograr soladuras de alta precisión. Es un proceso muy costoso, pero fácil de automatizar. La técnica es extremadamente rápida, lo que la hace ideal para procesos de fabricacián en masa.









Otros artículos que pueden interesarte:


- Calentadores solares de agua

- Tubería para transportar productos químicos.

- Tubería de acero al carbón y Acero inoxidable

- Maniobras y Montaje

- Recubrimiento aislante de tuberías

- Instalaciones mecánicas

- Gas Natural vs. Gas LP

- Instalaciones Hidrosanitarias