Tubería para el Transporte de Productos Químicos




    Uno de los criterios base cuando se habla de transporte de químicos en instalaciones industriales, es la selección del material del cual serán construidas las tuberías. La selección del material adecuado es un factor decisivo para la minimización de riesgos derivados de una fuga accidental.

    Muchos de los químicos que se transportan suelen ser corrosivos, generando desgaste en las tuberías y por consiguiente riesgo de liberación con consecuencias que pueden ir desde incendios a dispersión de nubes tóxicas, dependiendo de las propiedades del químico, y generando impactos tanto a la salud humana como a sistemas bióticos y abióticos.

    Actualmente, existen empresas que se han dedicado a ofrecer a la industria química, tuberías que son fabricadas específicamente para transportar materiales tóxicos y corrosivos.

    La tuberías fabricadas de resina epóxica, por ejemplo, presentan como ventajas su bajo peso y resistencia a la corrosión, siendo idóneas para el transporte de químicos con bajo contenido de sales, solventes y soluciones ácidas y básicas.

    Las tuberías de plástico reforzado con fibra de vidrio (PRFV), representan la solución ideal para el transporte de agua y productos químicos, debido a que combinan las ventajas de resistencia a la corrosión, con una resistencia mecánica que puede ser comparado con el acero.

    Los tubos de PRFV se desarrollaron en respuesta a las difíciles condiciones de las instalaciones químicas que requieren productos que puedan soportar los productos químicos corrosivos, altas temperaturas, lavados constantes e impactos. Características clave, como las mencionadas anteriormente y el bajo mantenimiento hacen que sean utilizadas en instalaciones de petróleo y gas.

    Las tuberías denominadas "Epóxicas reforzadas con Fibra de Vidrio" (ERFV) son una alternativa a las tuberías de acero al carbono para ambientes corrosivos, agresivos y normales.

    La tecnología de tubo ERFV se basa en el proceso discontinuo de enrollado de filamentos utilizando fibra de vidrio de alta resistencia y resina epoxi curada con amina como material de base. La baja conductividad térmica de los tubos de ERFV en comparación con el acero, minimiza el costo del aislamiento y la pérdida de calor.

    Otro material utilizado en la fabricación de tuberías es las resinas viniléster, que han sido utilizadas con éxito durante los últimos 35 años para transportar productos altamente corrosivos.





Otros artículos que pueden interesarte:


- Calentadores solares de agua

- Tubería de acero al carbón y Acero inoxidable

- Maniobras y Montaje

- Recubrimiento aislante de tuberías

- Tipos de soldadura

- Instalaciones mecánicas

- Gas Natural vs. Gas LP

- Instalaciones Hidrosanitarias